«Les Miserables» (2019) – La película del mes – por JL Garcia – 2020 ©

Quizá sea París mi ciudad favorita. Por sus artistas, Montmartre, El Louvre, La Torre Eiffel, el Sena. O tal vez por sus veladores de esos tonos rosados, luminosos en la noche.

Sin embargo mi mirada nunca ha sido de postales y souveniers, de ñoñerías y postureo. Siempre he buscado la verdad de las cosas, y me ha gustado perderme, o eso parece y conocer a las gentes, observar a uno u a otro, alguien que cruza la calle en bici o el mendigo que empuja un carro.

Y a veces suele ocurrirme que me cruzo con la mirada de otro buscador, que decidió dejar atrás los clichés, y que muestra al ser humano como es, con sus fantasías, con sus miserias, del rico al pobre.

Ladj Ly despierta en mi esa fascinación, partiendo de la final entre Francia contra Croacia, donde el pueblo francés celebra la victoria.

Les Miserables de Ladj Ly, a mi gusto va infinitamente más allá que el musical . Parte de la obra de Victor Hugo y muestra la cara incómoda de la sociedad francesa actual. Empujada hacia los guetos y supervisada por una policía que la mira desde el amparo de una ley erigida contra el pueblo. Donde las personas sobreviven, salen de las cárceles, construidas también para ellos, y se reinsertan como pueden en la sociedad.

Hay algo que realmente me da ganas de vomitar y no pensaba privarme de decirte, y a modo de apunte te digo, ¡qué hipocresía muestra el cine francés sobre el racismo! Todo el mundo ha visto Intocable, y le encanta, sin embargo… cuando se les muestra la realidad en la que viven millones de inmigrantes, miran hacia otro lado. Es entonces cuando occidente ve consumada su estupidez de vieja que chochea y cree la patraña del terrorismo, y que viene de fuera. Así que fútbol para todos y a calmar los ánimos. Solucionado.

Mi personaje favorito… estoy entre Salah (Almamy Kanouté), el empleado de un kebab y fiel creyente del Corán. Y el chaval del dron, Buzz (Al-Hassan Ly) Más tarde hablaré de él.

La sabiduría que emana Salah es fascinante, y, ahora que lo pienso, tiene tanta potencia como «Cuttys», (Chad Coleman) en The Wire, un preso que cumple su condena e intenta rehacer su vida y alejar a la juventud de las armas y las drogas por medio del boxeo.

El choque constante por la supervivencia es lo que convierte al ser humano en miserable. Y es así desde el principio de los tiempos. Por «suerte», también sufre el poderoso, queriendo comprar su felicidad. Mientras muchos continúan aferrados a una política ya obsoleta.

A través de un dron manejado por Buzz, (Al-Hassan Ly), que capta el espectáculo entre la policía y unos chavales del barrio, se atisba el arquetipo de lo supremo. Donde parece no haber justicia, Salah se sienta en su tienda, quizá incapaz de detener el caos al que se dirigen las masas, o quizá permitiendo el desastre.

Les Miserables es una película fascinante, real, cuyo protagonista no es la Francia acomodada tan vista sino el pueblo. Un film maravilloso, nominado a los Oscars 2019, a los Globos de Oro y que ha sido premio del jurado del Festival de Cannes (ex-aequo).

Muy atentos a Ladj Ly, muestra un talento muy grande.

No olvides que cada mes te mostramos la película que más nos ha fascinado, síguenos para no perderte mucho más contenido, publicamos a diario!