-Bueno, ¿en que andas tío?
– 14 clientes, 3 de ellos de las familias, algún que otro solitario…150 cabezas según calculo y 232 mil millones de beneficios. Contando como sabes el IVA a los medios.
-No está mal. ¿Europa? ¿Tokyo? Ahora la manzana está fuera de mercado.
-El este de Europa. Pero no nos convence. Ese cabrón no va a ceder, de hecho pensamos que atacará.
-¿Rusia? Involucrando a la OTAN, campaña mediática, refugiados…

– Apuesta fácil. Recurren a teléfono rojo. Hay mucho miedo arriba, ¿no?
– No sé, han pensado algo en una isla. España, cuando afloje el corona.
-¿Canarias? ¿Ibiza?

-Uno de mis clientes estará por unos días en Formentera, y está al tanto de que alguien de menos poder y que no le cae bien estará por las Canarias esos días.

– ¿Jodiéndose vacaciones? ¿En serio? Juego de críos.

-Algo están haciendo, alguien o algo, el juego no es cómo antes.

-¿No parece que los negocios se acaban?

-Esto no ha acabado, los de más abajo aún andan por ahí.

-Y esos ¿que planean?
-Quieren empezar eneros bajándole a la gente, una estrella del deporte, el pulmón del planeta, con eso del cambio climático. Lo demás lo que siempre ha funcionado.

-Por que el calentamiento global es una realidad…

Ríen.

-Yo digo que hay que arriesgarse, sacarle mucho más partido, jugar todas las cartas ya.
– Están nerviosos, todos me dicen que apriete.

-Es una carrera de fondo, una década mínimo. Si cunde el pánico estamos fuera.

-Pues están perdiendo terreno.

-Lo saben, pero parece que es cuestión de tiempo que lo pierdan todo.

-¿Y quien va a ganarlo, el pueblo?

Se hace el silencio.

– Viene de arriba, muy arriba, esto no se ha visto nunca.

-El juicio, ya. El fin de los días.

-Están cayendo por todo el mundo, eso es todo lo que sé.

-Por cierto, conocí al vocalista que me comentaste.

-Está fuera, el tipo no escucha a nadie.

-Sobredosis, el clásico. Yo no sé como no se dan cuenta.

-Sólo quieren la puesta en escena, ya lo sabes.

-Sin apenas tiempo para pensar.

-Cortarán el espectáculo un par de meses, a ver que hacen.

-Es un riesgo que debemos asumir. Muchos se perderán, les dará por la espiritualidad, otros muchos, sino la mayoría caerán en el miedo.

– Van a jugar todas las cartas.
-Si.

-¿Y los fascismos?

-Lo perdimos, íbamos a usar el descontento, pero ya no funciona como lo hizo en el siglo XX.

-¿Ni provocando revueltas callejeras? ¿Cortes de suministro?

-En eso están, pero todos los ejércitos ya lo sabían antes y harán lo posible porque no cunda el pánico, nadie sabe cómo pero esa opción está completamente descartada.

-¿Y Brasil? Podría ser donde empiece, una caldera, e ir subiendo, caería Venezuela, una jugada de dominó hasta Sinaloa.

-Tampoco.

-Por cierto. No está nada mal eso de agolpar frikis frente al área 51. ¿De verdad había gente que pensaba que entrarían?

Ríen.

-Querían crear un festival y esa fue la promo. Ya a nadie le importa si hay vida fuera o no.

-Si supieran que le han estado jodiendo desde siempre ya no mirarían arriba con tanto interés.

-Lo saben, de algún modo.

-¿Eso crees?¿Que saben que siempre han estado aquí?

-Sí.

-¿Y que les están frenando?

-Eso ya no sé. Pero el rarito que creía sobre estas cosas…

-Ya nadie se lo traga, ¿verdad?

-No, quieren vivir. Han vislumbrado el paraíso y van a lucharlo a muerte.

-Y sin enfrentamiento.

-Bueno pidamos la cuenta.

¡Únete a nuestra exclusiva sala hoy y no te pierdas nada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More explosive content...